Salud

¿Por qué es importante no dejar de hacer deporte en verano?

pasted image 0

Aunque pueda parecer extraño, o hasta increíble, muchísimas personas hacen más deporte en verano, algunas que no hacen ningún tipo de ejercicio en otras épocas del año, si lo hacen en verano, antes, durante o después de sus vacaciones. También está el caso de las que siempre entrenan, que no abandonan sus rutinas de entrenamiento durante Junio y Julio por ejemplo.

Los beneficios de no abandonar el deporte en los meses veraniegos son muchísimos, estimula la secreción de serotonina, nos pone en forma, acelera nuestro metabolismo, nos ayuda a descansar bien, etc. El deporte conlleva múltiples beneficios para nuestra salud, es una realidad sobradamente conocida.

Sin embargo, con la llegada del verano y las altas temperaturas hacerlo al aire libre puede convertirse en un auténtico suplicio, por no hablar del cambio de rutina que suponen las vacaciones y de otras dificultades añadidas.

Verano Z
¿Como hacer deporte en verano?

Eso sí, para hacer deporte en verano tendrás que poner en marcha una serie de consejos. Por ejemplo, evitar salir a entrenar al sol durante las horas de mayor temperatura, entre 12:00 pm y 5:00 pm. Lo ideal es que entrenes durante las primeras y últimas horas del día, cuando todavía no ha salido el sol o cuando ya ha caído.

La vestimenta es otro punto importante. Una holgada y transpirable te ayudará a mantenerte seco y evitar molestas rozaduras. Los calcetines y el calzado cobran especial relevancia.

Tampoco debemos olvidarnos de untarnos con el protector solar del factor adecuado para nuestra piel y de hidratarnos correctamente, pues los riesgos son mayores durante esta época del año. Proteger los ojos y la cabeza con unas gafas homologadas y una gorra o visera transpirable también es básico. Opta por modalidades que puedan realizarse indoor durante los días más calurosos como la natación, el gimnasio, etc.

En cualquier caso, dejar de hacer deporte durante el verano es una pésima idea, pues esto puede tener un impacto muy negativo sobre nuestro metabolismo. De hecho, recientes investigaciones apuntan a que aquellos adultos que dejan de ser activos de repente sufren una suerte de ‘trastorno metabólico’ que hace que sus niveles de azúcar se incrementen, que pierdan masa muscular, y que adquieran más grasa en determinadas zonas del cuerpo como el abdomen.

La hidratación también juega un papel súper importante, y al sudar en exceso, beber agua no es suficiente para las deshidratación, ya que solo repondrás el agua perdida, y no los electrolitos y sales, con lo que tu cuerpo no podrá retener el agua correctamente. Así que no te olvides de tomar bebidas isotónicas para evitar lesiones. No te olvides de hidratarte antes, durante y después del entrenamiento físico.

Ojo con lo que comes. Si planeas salir a hacer deporte o ejercicio es mejor que no consumas bebidas abundantes ni alimentos pesados. Es mejor optar por alimentos fácilmente digeribles. Lo mejor es comer pocas cantidades y considera por lo menos dos horas de diferencia entre el momento de comer y entrenar.

Cambiar de disciplina en verano también puede ser saludable para tu cuerpo o incluso para ti mente. En la variedad puede estar el gusto, el hacer cosas distintas.  Por ejemplo si entrenas solo en el gym, en verano puedes pasarte a los deportes acuáticos como natación, waterpolo, aquagym, aquaerobics etc. Estando dentro del agua te puedes refrescar y a su vez mantenerte bien entrenado.

Puedes decidir hacer lo que más te gusta o cómo te sientas más cómodo, pero no dejes de hacer deporte en verano.

COROFIT

La voz de mayor autoridad en América Latina en fitness, acondicionamiento corporal y bienestar.

SÉ PARTE

Semanalmente en tu e-mail tendencias en entrenamiento, nutrición y equipamiento.






© 2015-2019 COROFIT. Todos los derechos reservados.

Subir