Motivación

Cambió sus hábitos y de repente se convirtió en una fitness influencer

Agus Dandri portad

Hace nueve años que es periodista de una importante revista, y cinco que entró en un mundo que la llevó a adelgazar 13 kilos y tener 200 mil seguidores en Instagram: el del cuidado del cuerpo. Hoy viaja dando cursos de cocina y vende su propia faja de entrenamiento. Además, acaba de publicar su segundo libro (Legalmente fit), que lanzó recientemente.

”Siempre creí que estos famosos “antes y después” eran mentira. Un engaño de empresas de batidos adelgazantes o pastillas mágicas. Sin embargo, un día me animé a hacer el mío y ¡creí! Es que si yo, Agus Dandri, pude cambiar radicalmente mi cuerpo ¡cualquiera puede! Y lo mejor es que no usé ningún atajo ni me fueron revelados secretos sagrados. Yo bajé 10 kilos en 6 meses a punta de fuerza de voluntad: empecé a hacer gimnasia, aprendí a comer a conciencia (sin pasar hambre) y entendí que no se puede cambiar 20 años de malos hábitos en dos semanas”. 


Ver esta publicación en Instagram

SI LOGRÁS CREERLO… PODRÁS CREARLO!!!! ❤️✨ . . . #FitFamily #Fitness #FitGirl #Antesydespues #Beforeandafter

Una publicación compartida de Agustina D’Andraia (@agusdandri) el

La estrategia para bajar esos kilos que me incomodaban consistió en lo básico: saqué turno con una nutricionista de la cartilla médica, me anoté en el gimnasio más barato que encontré y no me quedó más remedio que aprender a cocinar. Sin embargo, para fortalecer al máximo el compromiso y la motivación decidí empezar a compartir mi camino por Instagram. Así fue como desde @agusdandri fui mostrando desde mis primeros pancakes, cómo se hace la leche de almendras, cada hallazgo y tip.

Algunos tips de Agus Dandri

¡Dejá de pesarte! La balanza es old school, ya fue. Es que 1 kilo de músculo ocupa mucho menos espacio que 1 kilo de grasa (así como no podemos comparar 1 kilo de papas con 1 kilo de lechugas). Por esto es que dos personas pueden medir y pesar exactamente lo mismo y verse totalmente diferente. Así que largá la obsesión por los kilos y empezá a buscar tu mejor versión. Lo importante es que te sientas cómoda y hermosa vos.

Para bajar grasa hay que comer. Las dietas de hambre hacen destrozos con tu cabeza y organismo. Hacen que pierdas masa muscular, más lento tu metabolismo y que no logres tus objetivos. La clave es comer de acuerdo a tus requerimientos y meta. Para eso tenés que consultar con un nutricionista que te arme un plan a medida.

Movete, chiquita, movete. Elegí la actividad física que más disfrutes: crossfit, musculación, zumba, natación, pilates… la que sea, pero es importante que te guste así reducís las chances de abandonarla. El ejercicio no sólo va a ayudarte a lograr tu meta, también va a mejorar tu humor, la calidad de sueño y ordenarte con las comidas.

COROFIT

La voz de mayor autoridad en América Latina en fitness, acondicionamiento corporal y bienestar.

SÉ PARTE

Semanalmente en tu e-mail tendencias en entrenamiento, nutrición y equipamiento.






© 2015-2019 COROFIT. Todos los derechos reservados.

Subir