Workouts

Errores que cometemos al hacer flexiones

3

La técnica al hacer flexiones es sencilla, sin embargo hay ciertos matices que, si no se hacen correctamente, pueden suponer la diferencia entre conseguir resultados o causarte molestias. ¿Y si eres tú mismo el que estás saboteando tus entrenamientos?.

Es un ejercicio que involucra los codos, también conocida como flexión de brazos, flexión de pecho, lagartija, plancha, pechada o simplemente flexión. Es un ejercicio físico realizado estando en posición inclinada, recostado hacia abajo, levantando el cuerpo únicamente con los brazos y bajando de nuevo al suelo.

Las flexiones son un ejercicio que seguro llevan en tu rutina de entrenamiento desde que empezaste. Sí, este ejercicio tan sencillo, y que reporta tantos beneficios, puede llegar a ser peligroso si se hace mal. Por eso, nos parece una buena idea hacer un recordatorio de la técnica correcta que debemos emplear a la hora de hacerlas y los errores más comunes que cometemos para no volver a hacerlos.

Después de tantos años confiando en los fondos para fortalecer nuestros brazos y core, es normal haber cogido malos hábitos en la técnica a la hora de hacerlos. Por eso, tu objetivo a partir de ahora no debería ser hacer más flexiones en menos tiempo si no hacerlos bien y concentrarte en mejorar tu técnica. Solo así conseguirás beneficiarte de ellos. Apunta, para no volver a repetirlos, los errores más comunes que hacemos cuando entrenamos con flexiones.

Solo te concentras en empujar

1

Sí, empujar hacia arriba y levantar con los brazos nuestro propio peso es, a priori, en lo que consiste una flexión. Pero, te estás olvidado de la técnica. No dejes que la gravedad haga el trabajo por ti y concéntrate también en la bajada.

Los dorsales entran en acción cuando haces correctamente un fondo. Para esto, un truco es hacer fuerza con toda la mano para controlar la velocidad con la que bajas, es decir, no pongas el foco de atención en las palmas, utiliza también los dedos.

Separas mucho las manos

5
Colocar las manos más allá de la altura de los hombros es una forma de trabajar menos. Las manos tienen que estar aproximadamente a la altura de los hombros y, si quieres trabajar más tríceps procura bajar con los codos pegados al cuerpo.

Haciendo correctamente esta técnica se puede llegar a trabajar mucho más que los brazos. Los dorsales y el pecho también entran en juego cuanto más pegues los brazos a tu costado. Más vale hacer menos repeticiones, y bien, que hacer muchas con las manos mal colocadas.

No sacudes los brazos

4
¿Sabes cuándo tienes los músculos muy cargados e instintivamente te sale sacudirlos? Pues lo mismo. Entre serie y serie tienes que destensar los músculos que has trabajado, levantar tu propio peso retrae mucho los músculos,

Este sencillo gesto te ayudará a trabajar mejor los fondos. Intercala ejercicios de estiramientos si lo crees necesario antes de hacer más repeticiones de fondos. De esta forma sacarás mayor partido a tu entrenamiento.

Pones la fuerza en el cuello

6
Este es uno de los errores más peligrosos, a la larga pueden causar molestias e incluso lesiones. Empujar hacia arriba con el cuello es una mala idea, centra tu fuerza en el core, brazos y espalda.

La flexión es completa cuando tu pecho toca el suelo, no cuando lo hace tu nariz. Por eso, es preferible bajar hasta donde puedas que alargar el cuello y hacerlo mal. Toma de referencia tu espalda para que quede alineada con el cuello. Dale duro a las flexiones.

COROFIT

La voz de mayor autoridad en América Latina en fitness, acondicionamiento corporal y bienestar.

SÉ PARTE

Semanalmente en tu e-mail tendencias en entrenamiento, nutrición y equipamiento.






© 2015-2019 COROFIT. Todos los derechos reservados.

Subir