Tendencias

La irracional dieta del hielo

dieta_hielo_guia_corofit

Las dietas “milagro” resurgen para ser el motivo de tentación de todos aquellos que, desesperadamente, desean perder peso.
Es por esto que hoy colocamos bajo la lupa otra dieta milagrosa llamada la “dieta del hielo” que con tan solo escuchar su nombre lo primero que se nos ocurre es la risa extrema, y luego, una cara de asombro incrédulo.

Desde que en 2010 transcendió que Renée Zellwegger, la protagonista de “El diario de Bridget Jones”, come cubitos de hielo para calmar la ansiedad y así no picotear alimentos generalmente muy dulces, muy salados o muy grasos, “la dieta de comer hielo” ha merecido “escalofriantes” reportajes en revistas y webs que han acabado por “derretir” a sus lectores con la promesa de que el cuerpo gasta tantas calorías en calentar esa agua en forma de cubito, que cualquiera puede adelgazar de manera realmente “refrescante”.

¿En qué consiste la dieta del hielo?

Bajo el fundamento de que comer hielo eleva la tasa metabólica al exigir al cuerpo un gasto calórico para adecuar la temperatura del mismo a la de nuestro cuerpo, ésta dieta propone consumir hasta 1 litro de hielo cada día.

Creada por el gastroenterólogo Brian Weiner, la dieta del hielo sugiere llevar una alimentación sana, sin eliminar ningún alimento, y realizar ejercicio físico, pero además, ingerir a diario 1 litro de hielo, que permitirá quemar en promedio unas 160 calorías.

Sólo con esto, la dieta garantiza la pérdida de peso, sin mayor esfuerzo y sin daños para la salud del organismo, pues en definitiva, la propuesta es sumar hielo a una alimentación equilibrada.

También vienen en pastillas

Desert Labs es la empresa que crea y distribuye el producto. Son simplemente cubitos de hielo a los que se le ha añadido, previa su congelación, el ingrediente mágico, la hoodia. Esto es un suplemento sudafricano utilizado durante siglos para controlar la sensación de hambre mientras los nómadas cazaban animales en las zonas más gélidas de la tierra.

pildoras_dieta_hielo
Un estudio privado realizado por las máquinas productoras de hielo y publicado en su sitio web afirma que el 88% de los participantes perdieron una cantidad significativa de peso, pero no se especifica ningún detalle más.

La mayoría de los expertos cree en el ejercicio y los buenos hábitos alimenticios, y no en los suplementos congelados. Así que, a pesar de que la página de esta dieta del cubito de hielo en Facebook se llena con increíbles historias de éxito en la pérdida rápida de peso, esta será probablemente una dieta de moda que durará poco tiempo. Aunque podría ser una buena forma de hacer dieta mientras estás lesionado.


Pros y contras

Sabemos que comer hielo puede sonar como una manera fácil de bajar esos kilitos de más, sobre todo después de saber que Brian Weiner perdió 22 kilos haciéndolo, pero queremos que veas todo en perspectiva para que analices tus opciones.


Lo positivo
(ligeramente)

– Según Weiner, La dieta del hielo acelera el metabolismo basal, lo que significa que quemarás más grasa mientras estás sin hacer ejercicio.

– Si eres de las personas que no consumen los 2 litros diarios mínimos al día, añadir un litro de agua congelada a tu dieta puede ayudarte a consumir más agua, lo que sería muy bueno para ti.

– Consumir un litro de agua helada podría prevenir que comas de más, ya que mucha gente confunde la sensación de sed con el hambre. En serio.

– ¿Qué mejor para evitar comer que mantener la boca ocupada? En cuanto a dejar adicciones, el ocupar la boca con algo ha funcionado bien para muchos ex fumadores que, con la intención de dejar el cigarro, han bebido más agua para evitar meterse un cigarrillo a la boca. Comer hielo puede evitar que comas caramelos u otros postres altamente calóricos.

Lo negativo

– No hay ningún estudio médico o científico que compruebe los efectos benéficos o dañinos de La dieta del hielo en el cuerpo, por lo que no se sabe si puede traer consecuencias a largo plazo.

– Tu metabolismo basal no se acelerará solo comiendo hielo: lo que realmente hará la diferencia será el ejercicio diario. Entonces ¿para qué comer hielo?

– Se ha comprobado que el consumo de alimentos helados puede causar resfriados, por el cambio de temperatura. Receta para un resfriado al instante. Y, sinceramente, ¿quién tiene ganas de resfriarse?

– Comer hielo es dañino para tus dientes. Tanto así que la Asociación Dental Americana advierte sobre las consecuencias de morderlo: daño a la dentina, el esmalte, las encías y posibles fracturas de los dientes. Incluso sin morderlo puede resultar perjudicial: su baja temperatura puede causar fracturas en tu esmalte.

– Para bajar de peso, lo mejor es llevar un estilo de vida saludable que combine una alimentación balanceada con ejercicio. Weiner no propone una alimentación balanceada.

En resumen, eres libre de probar esta dieta y ver si trae un resultado efectivo, pero estamos claros que esta forma de adelgazar es en su totalidad irracional e inconsistente.
Una buena alimentación es lo único que te asegura un buen funcionamiento y rendimiento de tu cuerpo. Esta vez, te recomendamos que trates otra dieta un poco más convincente.

COROFIT

La voz de mayor autoridad en América Latina en fitness, acondicionamiento corporal y bienestar.

SÉ PARTE

Semanalmente en tu e-mail tendencias en entrenamiento, nutrición y equipamiento.






© 2016 COROFIT. Todos los derechos reservados.

Subir