Workouts

Claves para elegir a tu entrenador o entrenadora personal

Destacada

Tomar la decisión de contar con un entrenador o entrenadora personal es crucial para muchos, ya sea como refuerzo o como un guía para lograr los resultados deseados. En algunos casos extremos la existencia de un entrenador es tan vital como la energía necesaria para entrenar.
La pregunta es ¿qué debemos buscar en un entrenador o entrenadora personal? Y si ya lo encontramos ¿qué debemos de tener en cuenta para evaluarlos y así saber que tomamos la dicción correcta?.

Existen varios puntos a considerar, y muchos que en tu caso personal podrías agregar, mas aquí te dejamos con algunas claves que debes incorporar en tu búsqueda del perfecto guía de entrenamiento.

Un buen entrenador o entrenadora personal tiene los conocimientos correctos y actualizados
Existe una amplia base teórica y practica en las ciencias ligadas a la actividad física y el deporte. Los títulos, los cursos y conocimientos acumulados, y certificados, demuestran en primera instancia su preparación como profesional.
Así mismo debes procurar que dentro de su currículo cuente con la experiencia correcta en el área que buscas mejorar. Si es experto en lograr reducción de peso, y si es lo que buscas, esa es la persona correcta. Mas si lo que requieres es a alguien que te prepare para competiciones de cualquier tipo debes ser más específico en procurar dichas habilidades.

Un buen entrenador o entrenadora personal no se cree un sabelotodo
Cada día la información alrededor del fitness, la actividad física y el deporte, crece considerablemente. El cuerpo humano es una maquina impecable de la cual nos falta mucho por conocer.

Un buen entrenador personal no te prescribe dieta, ni curar alguna lesión o te recomienda medicamentos de ningún tipo. Un buen profesional trabaja de manera integral con otro grupo de personas convirtiendo tu proceso en una línea recta hacia los resultados satisfactorios. Un buen entrenador sabrá derivarte a alguien con el conocimiento necesario para tratar el caso que se presente.

Si desde un principio trabaja junto a un nutriólogo, un fisioterapeuta y un traumatólogo, sabrás que estas tratando con un verdadero profesional. Incluso podríamos incluir a la lista a un especialista psicológico puesto que es requerido en los casos extremos en que las emociones impiden el entrenamiento adecuado.
Los cinco puntos vitales a tomar en cuenta en tu entrenador o entrenadora son: preparación, amabilidad, escucha activa, pasión por su trabajo y puntualidad”

Un buen entrenador profesional debe motivarte tanto fuera como dentro del entrenamiento
Si bien la brecha profesional debe mantenerse siempre, es importante que tu entrenador o entrenadora personal mantenga una relación cordial contigo. La inteligencia emocional juega un papel primordial a la hora de escoger al profesional que ha de entrenarte.
No se trata de alguien atractivo (a) que ceda a todo lo que dices, se trata de un individuo lo suficientemente inteligente como para llevarte por la senda de lo correcto de manera armónica y determinante.

Un buen entrenador personal enfoca tu objetivo hacia la salud, no hacia el físico
Si bien no podemos olvidar que el cambio físico es un gran incentivo para entrenar, más lo es la salud, la resistencia y la fuerza adquirida.
Debes tomar en cuenta que un buen entrenador sabe discriminar y derivarte a un doctor para determinar los siguientes resultados:

1) Bajar la frecuencia cardíaca de reposo, aumentando la frecuencia cardíaca de reserva (diferencia entre frecuencia cardíaca máxima y de reposo). Durante el entrenamiento mejorarás este aspecto, pero será un cardiólogo o médico deportivo quien evaluará tu mejora en este aspecto realizándote un electrocardiograma y una prueba de esfuerzo.

2) En muchos casos, bajar los niveles de colesterol LDL (el de baja densidad, el malo para que nos entendamos) mediante el ejercicio físico. Quien valorará la mejora será un médico evaluando los diferentes parámetros derivados de hacerse una analítica de sangre general.

3) Bajar el porcentaje de grasa y aumentar el porcentaje muscular. Quien suele evaluar la mejora de este aspecto es un/a nutricionista utilizando las técnicas antropométricas adecuadas. Además, tomará decisiones en los hábitos de alimentación en el caso concreto. Un entrenador personal puede ver si tu porcentaje de grasa ha bajado o no, pero luego, ¿qué acciones tomará al respecto sino tiene las competencias adecuadas?

Un buen entrenador personal predicará con el ejemplo
Comerá adecuadamente, estará a tiempo en los entrenamientos, descansará lo suficiente y se ejercitará lo necesario. Es fundamental ver su estilo de vida, si es una persona afable, si hace otras cosas además de entrenar, si evita obsesionarse con la estética. Recuerda que esta persona se convertirá en tu referente así que es importante velar porque lo que te transmita sea lo correcto, en todos los sentidos.

La planificación es esencial
Sabrás que estas ante un profesional capacitado cuando desde un principio te presente una planificación estratégica y un buen programa de entrenamiento. Otro detalle a considerar en este mismo sentido es que debe de tener una larga charla contigo antes de ejecutar ambos planes, hacerte preguntas, escribir tus respuestas y entender que eres un individuo.

Otro detalle que se aseguraría con este paso es que no será un estafador que quiera alargar el proceso para que debas pagarle por más tiempo. Un entrenador o entrenadora que se describa como tal sabe que lo importante es que sus clientes logren sus resultados en el tiempo justo, esta será su mayor carta de presentación para otros clientes.

Otro punto, que puede resultar contradictorio con el primero, es que tu entrenador o entrenadora deben ser flexibles con la planificación. Por contradictorio que parezca el proceso de desaprender es tan importante como el de aprender. Un buen profesional en este campo sabe modificar aspectos y crear un mejor camino para lograr los resultados. También entiende que en la vida de un individuo pueden pasar procesos distintos que modifiquen el plan establecido.

Un profesional no te medica, nunca, y bajo ningún concepto
Puedes tachar de tu lista a quien procure venderte medicamentos, o recomendártelos. Los verdaderos profesionales del entrenamiento físico saben que lo primordial es una buena alimentación, el entrenamiento adecuado y la asesoría de especialistas en nutrición y suplementación.

Por último y no menos importante, la confidencialidad
Esta persona se vuelve muy cercana a ti por muchas razones. Como pocos tiene acceso a la vulnerabilidad de un momento en que te dejas llevar y eres guiado o guiada.
Muchas veces se convierten en confidentes cercanos sobre: enfermedades, problemas personales, detalles sobre tu vida financiera, detalles familiares, entre otros. Un estricto código de confidencialidad te asegurará que esta tratando con un profesional altamente capacitado.

COROFIT

La voz de mayor autoridad en América Latina en fitness, acondicionamiento corporal y bienestar.

SÉ PARTE

Semanalmente en tu e-mail tendencias en entrenamiento, nutrición y equipamiento.






© 2015-2017 COROFIT. Todos los derechos reservados.

Subir