Nutrición y Salud

El diverso mundo de las vitaminas

vitamins-(1)

La palabra “vitamina” proviene del latín y significa “vida” (vita) y “sustancia” (ina). Son compuestos esenciales para la vida, que deben ser ingeridos de manera equilibrada y en correctas dosis para un buen funcionamiento del organismo. La mayoría de las vitaminas esenciales no pueden ser elaboradas por el organismo y por consiguiente deben ser ingeridas a través de alimentos.

 

En 1912 el bioquímico inglés F. Hoapkins descubrió que en el alimento se encontraban ciertas sustancias orgánicas indispensables para el desarrollo animal. Esto lo descubrió al hacer experimentos con ratas: sometió a alguna de ellas a una dieta en base de productos purificados contendiendo las sustancias consideradas hasta ese momento necesarias para la nutrición. Las ratas detenían su proceso de crecimiento, y solo se reiniciaba cuando se les suministraba a diario una pequeña cantidad de leche fresca. Este y otros hechos similares demostraron la presencia de las vitaminas, nombre propuesto en 1912 por el bioquímico Casimir Funk.

 

El Dr. Funk publicó, en 1912, el libro Teoría de las vitaminas. Mucho tiempo antes que Funk, en 1747, James Lind (1716–1794) médico de la armada británica había descubierto que marineros afectados de una temible enfermedad denominada escorbuto (caracterizada por inflamación de las encías, pérdida de los dientes, hemorragias y debilidad, entre otras cosas) mejoraban de manera espectacular al administrarles zumo de limón o de naranja. Les administró diferentes sustancias, entre ellas vinagre, agua de mar, ajo, y zumo de limón y de naranja. Los últimos demostraron ser el mejor tratamiento y producir una rápida mejoría. La sustancia contenida en esas frutas y en otros productos cítricos sería denominada más adelante vitamina C .
historia-vitaminas

 

Vitamina A

La vitamina A fue descubierta por Elmer Verner McCollum (1879-1967) y Marguerite Davis de la Universidad de Wisconsin – Madison, y Lafayette Mendel y ThomasBurr Osborne de la Universidad de Yale, en 1917, mientras estudiaban el papel de las grasa en la dieta. La llamaron “A” porque consideraron que era el primer factor (factor A), que podrían tener las personas con sobrepeso y obesas. Inicialmente se le denominó “sustancia liposoluble A”, pero se antecedió la palabra vitamina, siendo históricamente la primera vez que se habló de una vitamina plenamente identificada.

 

Vitamina B

La vitamina B también fue descubierta tres años después por Elmer Mc Collum. La llamó factor hidrosoluble B, a diferencia del factor A que es soluble en lípidos. Fue aislada en forma pura por el bioquímico holandés Barend Coenrad Petrus Jansen (1884–1962) y su colega W.F. Donath, en 1925. La denominaron tiamina. Fue la primera vitamina que se logró obtener en forma pura.

Vitamina C

Aunque se conocía que los cítricos o vegetales eran la solución hasta este problema, no fue hasta 1927 cuando Albert Szent-Gyorgyi descubrió el ácido ascórbico, lo que hoy conocemos como Vitamina C. Actualmente, en nuestra población no solemos encontrar casos de escorbuto pero, si quieres llegar a unas correctas dosis de vitamina C toma frutas y verduras a diario, si puede ser, y algunas de ellas crudas ya que la Vitamina C se deteriora con el calor. Sólo con esto, tu consumo de vitamina C estará más que cubierto.

Vitamina D

La vitamina D fue descubierta por el médico británico Sir Edward Mellanby, en 1918, experimentando con perros, induciéndoles raquitismo y luego curándolos administrándoles hígado de bacalao. En 1919, K. Huldschisnky curó el raquitismo de niños utilizando luz ultravioleta producida artificialmente. En 1922, Elmer Mc Collum destruyó la vitamina A presente en el hígado de bacalao y demostró que el efecto antiraquitismo no desaparece. Propuso denominar
la nueva sustancia vitamina D.

Vitamina E

La vitamina E fue descubierta por los estadounidenses Herbert McLean Evans y Katehrine Bishop, en 1922 (4). Los investigadores descubrieron que las ratas no lograban reproducirse cuando su único alimento era manteca de cerdo. Les empezaron a administrar germen de trigo y lechuga y se corrigió el problema. Consideraron que había un producto que denominaron “factor antiesterilidad” en esos alimentos. En 1925 Evans propuso denominarlo vitamina E, ya que recientemente se había descubierto la vitamina B y previamente la C.

Vitamina K

La vitamina K fue descubierta por el bioquímico danés Carl Peter Henrik Dam, ganador del premio nobel en 1943. La denominó “K” por la palabra Koagulation en danés, cuya traducción al castellano es coagulación. Para descubrir los efectos de esta sustancia realizó investigaciones con pollos, en 1929, administrándoles diferentes tipos de alimentos. Pudo comprobar que ante la falta de ciertos nutrientes se producía en dichos animales hemorragias con frecuencia. Logró aislar el componente a partir de la alfalfa, en 1939.

 

vitaminas sinteticas

Cuales sustancias no son vitaminas

El desconocimiento, y en algunos casos el afán de lucro, han llevado a etiquetar como vitaminas a sustancias que en realidad no lo son, bien porque no son relevantes para nuestro metabolismo o bien porque podemos sintetizarlas en cantidades suficientes para cubrir nuestras necesidades.

 

En el inicio de los estudios sobre vitaminas existió una cierta confusión , aplicándose a veces distintos nombres a la misma vitamina. Tal es el caso de la llamada “vitamina B5”, que es en realidad la misma que la B6, la “vitamina B3”, que es una mezcla de niacina y ácido pantoténico o la “vitamina M”, que es el ácido fólico.

 

Actualmente, algunos vendedores de “alimentos saludables” intentan hacer creer que una serie de sustancias que ellos comercializan son vitaminas. Es falso, un fraude, y en algunos casos además un peligro para la salud.

 

Algunas de estas supuestas vitaminas son:

Vitamina F. En realidad se trata de dos ácidos grasos, el ácido linoleico y el linolénico. No podemos sintetizarlos, y son necesarios para nuestro metabolismo, pero no son vitaminas. Se encuentran en mayor o menor proporción en todas las grasas naturales.

 

 Vitamina B15, o ácido pangámico, una sustancia presente en la mayoría de las semillas, pero irrelevante para nuestro organismo. Aunque es totalmente inútil, en principio no es tóxico, aunque se han encontrado lotes que contenían sustancias carcinógenas. La FDA (organismo encargado del control alimentario en USA) prohibió su venta en los Estados Unidos.

 

 Vitamina B17, o amigdalina, que no solamente no es una vitamina, ni tiene ningún papel metabólico en el ser humano, sino que es una sustancia muy tóxica, ya que en el estómago desprende cianuro. Se han producido varias muertes por su ingestión. Al demostrarse su toxicidad, los vendedores, para no perder el negocio, empezaron a recomendarla como una supuesta cura contra el cáncer, lo que es falso, y le costó una condena a prisión en Estados Unidos a uno de ellos. Su comercialización está prohibida terminantemente en todo el mundo. Fue “descubierta” por los mismos que “descubrieron” la supuesta (y también falsa) vitamina B15.

 

Inositol. Esta sustancia es una vitamina para algunos insectos y bacterias, y los ratones pierden pelo si su dieta no lo contiene. Sin embargo, los humanos podemos fabricar todo el que precisemos. La afirmación de que sirve para prevenir la calvicie, basada en el efecto de su carencia en los ratones es un fraude (chistoso, pero fraude).

 

PABA, siglas del ácido para-amino benzoico. Es esencial para algunas bacterias, pero totalmente innecesario para el ser humano.

Ácido orótico. Es un intermedio metabólico que podemos sintetizar en las cantidades que necesitemos.

 

Lecitina. Un tipo de fosfolípido, con propiedades emulsionantes, utilizado como aditivo alimentario ( su código es el E- 322) . Nuestro organismo es capaz de sintetizar todos los fosfolípidos que necesita. Se ha llegado a decir que es un adelgazante. En realidad es una grasa, y como tal, aporta calorías (es decir, engorda).

Carnitina. No es una vitamina. Nuestro organismo puede fabricar toda la que precise.

 

Taurina. Esta sustancia es esencial para los gatos, y puede que para los niños recién nacidos, ya que la leche humana contiene mas que la de otras especies. Por esta razón se añade a las leches destinadas a alimentación infantil. Para los adultos, y para los niños que no sean de pecho, es absolutamente innecesaria.

COROFIT

La voz de mayor autoridad en América Latina en fitness, acondicionamiento corporal y bienestar.

SÉ PARTE

Semanalmente en tu e-mail tendencias en entrenamiento, nutrición y equipamiento.






© 2015-2017 COROFIT. Todos los derechos reservados.

Subir