Nutrición y salud

No calientes tu comida en el microondas

microondas-salud-consejos-corofit
health.harvard.edu

El microondas es una opción de cocina simple y conveniente para las personas que necesitan una comida caliente en corto tiempo. El horno de microondas ha sido un pilar en el mundo durante más de 30 años, prácticamente transformando la sociedad y la forma de calentar los alimentos. Pero a pesar de sus maravillas, la pregunta que se ha evitado sigue siendo: ¿son las microondas la opción de cocinar más saludable? La respuesta es, por supuesto, no, ya que hay mejores opciones disponibles que aseguran que los nutrientes permanezcan en su comida.

¿Cómo funciona el microondas?

Antes de profundizar en las investigaciones sobre los posibles efectos y la seguridad de los hornos de microondas, vamos a aclarar lo que es un microondas. Un horno de microondas es una forma de radiación no ionizante. Como cuestión de contraste, la radiación ionizante cambia la naturaleza electromagnética de los átomos, o los ioniza. Esto altera la forma en que interactúan con otros átomos y moléculas a su alrededor. Los rayos X, radiación gamma y de medicina nuclear (tomografías computarizadas, golondrinas de bario, y mamografías) son tipos de radiación ionizante.

Su comida se está siendo atacada por las ondas de alta frecuencia de calor, y algunas personas argumentan que esta radiación puede ser perjudicial para su salud.

Un estudio realizado por el Dr. Hans Hertel exploró cómo las microondas cambian la estructura molecular de los alimentos y los efectos de que los alimentos en el cuerpo humano. En su estudio, se encontró que los individuos que consumieron los alimentos cocinados en el microondas experimentaron una disminución del colesterol HDL, un recuento de glóbulos rojos reducida y un menor número de células blancas en la sangre. Por desgracia, no se han realizado estudios que puedan replicar los hallazgos del Dr. Hertel, por lo que sería inconcluso decir que el microondas en efecto deteriorar la salud. Sin embargo, hay otras opciones de cocción que pueden ser mucho mejor en la retención de la calidad nutritiva de los alimentos.

Que opciones tengo?

El microondas cocina la comida a temperaturas muy altas en un lapso muy corto de tiempo. Esto resulta en una pérdida de nutrientes para la mayoría de los alimentos, especialmente vegetales. Nuestros alimentos también son sometidos a la pérdida de nutrientes cuando hervimos, freímos, o asamos nuestra comida. Hervir las verduras, por ejemplo, filtra la mayoría de los nutrientes (incluyendo antioxidantes) en el agua. La mejor opción para cocinar las verduras de forma tal que no perdamos los nutrientes esenciales es a vapor. Saltear y hornear a bajas temperaturas es también una opción viable que conservará más nutrientes que el microondas, hervir, o freír.

Añadiendo a la carga tóxica

Cuando se trata específicamente de microondas, el daño a la comida en sí no es la única preocupación. Muchos alimentos para microondas se procesan en un envase que contiene una variedad de productos químicos. Productos químicos que se encuentran en muchos de estos contenedores incluyen benceno, tolueno, terpthalate de polietileno (PET), xileno y dioxinas (carcinógenos conocidos). A altas temperaturas, es probable que los productos químicos pueden se absorbidos por el alimento, y la ingesta de estos productos químicos presenta un alto riesgo sanitario. Lo que es más, los productos químicos en la comida en sí son también una causa de preocupación.

Quizás uno de los contaminantes más peligrosos en los alimentos para microondas es BPA. Un informe de vigilancia del Milwaukee Journal Sentinel-encontró restos de este quimico en todos los envases que fueron probados. BPA interrumpe la actividad normal de las hormonas. La infertilidad, baja de la libido, enfermedad cardiaca, trastornos mentales, alergias, presión arterial alta, y el aumento de peso han sido relacionados con la exposición al BPA. El simple hecho es que, cuando se utiliza un horno de microondas, estás recibiendo mas de lo que estas consumiendo en los alimentos.

Que aprendemos de todo esto?

En los últimos 30 años, la ciencia y la investigación ha recorrido un largo camino para entender cómo las microondas afectan las proteínas, antioxidantes y contenido general de nutrientes de los alimentos. También hemos aprendido que muchas toxinas inundan nuestra comida cuando se meten dentro de un empaque plastico. Hoy no debería sorprenderse por estos peligros. En lugar de utilizar el microondas, utilice alimentas que pueda comer crudo y cuando tenga que cocinar utilice la tecnica de cocinar al vapor o al horno.

¿Ha renunciado a su horno de microondas? ¿Hay alguien que nunca ha usado uno? Comparte tu experiencia con nosotros.

COROFIT

La voz de mayor autoridad en América Latina en fitness, acondicionamiento corporal y bienestar.

SÉ PARTE

Semanalmente en tu e-mail tendencias en entrenamiento, nutrición y equipamiento.






© 2015-2017 COROFIT. Todos los derechos reservados.

Subir