Tendencias

¿Que debemos buscar en un entrenador personal?

entranador personal-corofit

Encontrar un entrenador que se adapte a tus necesidades es, en contra de la creencia popular, algo sumamente difícil. Esta es la razón por la que tanta gente que prueba el servicio, lo acabe dejando, y sólo unos pocos duren con el paso del tiempo con el mismo entrenador. La mayoría de la gente que en algún momento se plantea la idea contratar este servicio considera que lo importante es disponer de un entrenador personal sin importar la idoneidad de éste y los criterios de selección.

Suele ocurrir lo mismo cuando alguien decide ir al médico o al fisioterapeuta. Lo importante es ir a un médico o a un fisio sin importar que elijamos el médico o terapeuta adecuado. Cuando en estas dos últimas profesiones podría ser normal debido a la alta estandarización y regulación que rige estos sectores, la disparidad en formación, instalaciones, y metodología de trabajo entre entrenadores supera con creces a estas dos profesiones. Esto hace que la elección del entrenador adecuado para unas determinadas necesidades, que consiga llevarte al destino deseado de la manera más segura y rápida posible, y además de una forma sostenible en el tiempo, no pueda solucionarse simplemente decidiendo contratar un entrenador sin utilizar, previamente para ello, unos criterios objetivos de selección.

A día de hoy, cuando alguien se plantea contratar un entrenador, tiene varias opciones. En primer lugar buscar en internet, siendo esta la más habitual, pidiendo referencias a algún conocido que consideremos informado al respecto, o simplemente solicitando uno en el gimnasio donde solemos ir. Estas opciones, como veremos a continuación, están tremendamente limitadas lo que posibilita que en pocas ocasiones el cliente consiga dar con el entrenador que realmente se adapte a sus necesidades y expectativas.

nutricionista-entrenador personal-ccorofit

1.- Internet (Google): Las opciones son muy limitadas. Exactamente 10 por página y el usuario medio no pasa de la primera página, pocos de la segunda. Esto nos aporta un máximo un 20 opciones que, si restamos los enlaces a cursos de entrenador personal, noticias o enlaces no relacionados con lo que estamos buscando, limita aún más las opciones. Además, no todo el mundo tiene el conocimiento para aparecer en las primeras páginas de Google ni la capacidad económica para aparecer en los primeros resultados de los enlaces patrocinados (AdWords).

2.- Referencias personales: El boca a boca siempre ha sido un buena herramienta de búsqueda y selección de productos y servicios pero está en gran medida limitada. Cuando preguntemos a un conocido este podrá darnos su opinión personal sobre un profesional pero, a no ser que haya cambiado cada tres meses de entrenador, durante 10 años el abanico de opciones será muy limitado. Además, que a nuestro prescritor le haya ido bien con un entrenador, haya obtenido los resultados deseados, y el feeling personal sea el adecuado, no significa que en todos los casos vaya a ser así.

3.- Gimnasio: El problema en este caso es, una vez más, la escasa oferta. Los gimnasios suelen disponer de una cartera limitada de entrenadores. Además, en la mayoría de casos los entrenadores son freelance (autónomos), cada uno de ellos con una metodología de trabajo diferente. Una vez más carecemos de las opciones y el marco óptimo para seleccionar al profesional adecuado.

Via | MH

COROFIT

La voz de mayor autoridad en América Latina en fitness, acondicionamiento corporal y bienestar.

SÉ PARTE

Semanalmente en tu e-mail tendencias en entrenamiento, nutrición y equipamiento.






© 2015-2017 COROFIT. Todos los derechos reservados.

Subir