Fitness

¿Por qué no veo resultados?

resultados-abs-corofit

Comprometernos a hacer ejercicio y a comer mejor es difícil, sobre todo cuando tenemos arraigados hábitos que no son los mejorcitos en la cabeza. Pero muchas veces resultan ser más difíciles cuando no vemos que la magia pase. No vemos que nuestros brazos se parezcan a los de Madonna (ni cuando estaba chiquita), todavía nos sentimos que nos pasó un camión por encima cada vez que nos montamos en la elíptica, y la verdad es que esa ensalada no nos termina de llenar. ¿Dónde están los resultados que tanto esperamos?

Y lo que tienes que buscar es por qué tu plan no está funcionando. Y no es sólo porque pasas más tiempo en el sofá que en el gimnasio (que, básicamente, es una súper razón). También hay razones que tienen que ver con el enfoque de nuestro plan que tenemos que tener en cuenta:

 [TS_VCSC_Icon_Font icon=”ts-awesome-asterisk” color=”#81d742″] No está en tu ADN: Muchas veces esperamos con ansias resultados que de verdad no nos corresponden. No lo tomen a mal, todos podemos cambiar nuestro cuerpo y conseguir resultados asombrosos. Pero cuando nos planteamos metas que no nos corresponden, caemos en la frustración. El querer tener piernas de palillo cuando justamente nuestras piernas son la parte más gruesa de nuestro cuerpo. Pasar de una barriguita sobresaliente y que cae sobre el pantalón a querer tener un Six Pack en cuatro meses. Pasar de cero definición muscular a los brazos de Madonna. Y la solución es más fácil de lo que crees: plantéate metas realistas. No esperes correr un maratón el sábado cuando sólo el lunes empezaste a caminar.

 [TS_VCSC_Icon_Font icon=”ts-awesome-asterisk” color=”#81d742″] No te gusta hacer ejercicio: En mi cuenta de Instagram escribí un poco sobre esto. Esa mentalidad de “yo odio” (El ejercicio, comer vegetales, etc) no te lleva a nada bueno. Y justamente cuando hablamos de ejercicios, es más probable que esto te aleje de ver los resultados que tanto buscas. Porque el hacer ejercicio “obligado” seguramente te llevará a un mediocre desempeño y además, a no comprometerte con una rutina. ¿Solución? Buscar una rutina que te agrade y cambiar esa mentalidad de “odio”. Sí, es una tarea ardua pero sólo así encontrarás los resultados que quieres.

 [TS_VCSC_Icon_Font icon=”ts-awesome-asterisk” color=”#81d742″] No te desafías en el cuarto de pesas: Yo no digo que deben empezar a cargar pesas de 20 kilos cuando la última peso que hiciste fue recoger el control remoto que se te cayó al suelo. Pero si tu idea de resistencia muscular sigue siendo pesas de colores de dos libras, es poco probable que ganes fuerza en tus músculos. Sí, al principio te va a costar, pero por esa misma razón tienes que continuar tu programa y progresar. Es la única manera que ganes fuerza en realidad. Y así estimularás el crecimiento de tus músculos (el que realmente te hará quemar calorías hasta cuando lo único que estés haciendo es leer esto)

 [TS_VCSC_Icon_Font icon=”ts-awesome-asterisk” color=”#81d742″] No trabajas en la flexibilidad: ¿Saben cuando ven a un bebé que se mete con facilidad el pie en la boca? Bueno, nos vamos poniendo viejos y la verdad es que la mayoría de nosotros no podemos hacer esa gracia. Nos cuesta un montón. O para muchos, es realmente imposible. Pero ser flexible no tiene que ver con sólo que tanto puedes doblar tu brazo hacia atrás. Te prepara más para poder hacer ejercicios con rango completo de movimiento y esto hace el ejercicio mucho más efectivo. Con tratar de practicar 10 minutos de flexibilidad al día puedes lograr grandes cambios.

 [TS_VCSC_Icon_Font icon=”ts-awesome-asterisk” color=”#81d742″] Haces mucho, sólo al principio: Esto lo veo más que una repetición de Rápido y Furioso en la TV. La gente empieza sus programas de ejercicios súper emocionados, se compran ropa, botan las golosinas que tienen en la despensa, se inscriben en las redes sociales con nombres como AlFinFit2015, van al gimnasio todos los días… de la primera semana. Es decir, matan todas sus energías en los primeros días y no dejan “para más tarde”. No es que es malo que estén llenos de ánimo para afrontar el reto, pero muchos cambios de una vez puede agotar tus energías. El ir haciendo cambios graduales, cada semana incorporando algo, quitando vicios poco a poco, te puede dar resultados más duraderos. ¿Es más largo el proceso? Pues claro que sí, pero seguro llegas a tu meta.

COROFIT

La voz de mayor autoridad en América Latina en fitness, acondicionamiento corporal y bienestar.

SÉ PARTE

Semanalmente en tu e-mail tendencias en entrenamiento, nutrición y equipamiento.






© 2015-2017 COROFIT. Todos los derechos reservados.

Subir